Tel: 96 185 80 71 -

Cómo evitar que la carrocería se corroa

Cómo evitar que la carrocería se corroa

En nuestro taller de reparación de chapa y pintura de Valencia sabemos bien cuáles son los agentes externos que más afectan a la carrocería del vehículo. Ahora los vemos para que evites su impacto en la medida de lo posible.


El acero de las carrocerías es un material de gran ductilidad y resistencia además de muy vulnerable a la corrosión, un proceso químico motivado por el impacto del agua y del oxígeno que, si entra en contacto con el hierro, se corroe. El resultado es que se va destruyendo poco a poco la chapa. En Fermi queremos que no te olvides de que existen otros factores ambientales que inciden en el agravamiento de la situación. Se trata del salitre de las zonas costeras o del humo que impera en el ambiente en las zonas industriales.


Por todo lo anterior hay que atender al estado de la carrocería y acudir a los expertos en reparación de chapa y pintura de Valencia cuando corresponda. Se trata no sólo de que el coche luzca bonito sino de que no disminuyan las propiedades mecánicas y físicas de la chapa, elemento fundamental en caso de colisión. Es básico que la protección anticorrosiva sea la adecuada ya desde la fabricación del vehículo y a lo largo de su vida útil. Recuerda también que las zonas que vayan soldadas han de ser las que menos expuestas queden a las inclemencias meteorológicas para que el polvo y la humedad no entren en las cavidades. Por último, anota que existen alternativas para evitar la aparición de óxido en la carrocería como por ejemplo sustituir el acero por otro material resistente a la corrosión o colocar revestimientos metálicos a modo de protección de las agresiones externas. Son los conocidos como revestimientos no metálicos.